Conocí a Emilio Moro y a su esposa, Felisa Espinosa, en 1989, época en la que Moro empezaba a mostrar sus vinos en catas y concursos. Me sorprendió su honestidad de bodeguero y viticultor amante de la viña. Sus vinos exhibían, sin petulancia, una calidad sorprendente. Tras aquellos inicios fulgurantes, sus hijos José y Javier han sabido imprimir a la bodega la necesaria modernización, bajo el impulso y el ejemplo de los progenitores.

La Felisa es el primer vino ecológico de la bodega, y un justo homenaje a la mujer que fue el pilar de aquel ilusionante proyecto. Se trata de un tinto elaborado con uvas procedentes de capas no muy viejas pero hijas de la mejor tinta fina (tempranillo) de la prestigiosa zona de Pesquera de Duero.

En la elaboración, el enólogo Álvaro Maestro ha primado la expresión varietal, con una discreta crianza de 12 meses en roble usado. Su aroma desarrolla una completa narrativa de fruta negra madura encendida por el alcohol, pero aliviada por el frescor balsámico y el elegante perfume de flores y especias. Un vino potente, muy expresivo, que necesita tiempo para redondearse.

La Felisa 2016

Fuente

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here